Jubilación

Para tener derecho a gozar de una jubilación al final de la etapa laboral, las contribuciones al sistema jubilatorio tienen que ser iguales o superiores a la cuota establecida para la categoría 16 o más horas trabajadas semanalmente. Si las contribuciones abonadas por la parte empleadora no alcanzaran esta suma, la trabajadora o trabajador podrá pagar la diferencia.

El portal de Casas Particulares permite identificar cuánto debe abonar el empleado o empleada y efectuar el pago fácilmente.