Valores éticos

  • Juridicidad

    La AFIP cumple la Constitución Nacional, los tratados internacionales, las leyes, los reglamentos dictados en su consecuencia, toda otra norma vigente y los principios generales del derecho que guardan relación con el desempeño de sus deberes, respetando los derechos y las garantías de los ciudadanos.

  • Integridad

    La AFIP se compromete a cumplir su misión con rectitud, probidad y transparencia. Sus funcionarios deben observar una conducta íntegra y libre de influencias que afecten la consecución de los objetivos organizacionales, desestimando todo provecho y ventaja personal para sí mismos o terceros. En este sentido, la integridad es un valor fundamental que se vincula con el quehacer cotidiano, siendo vital para mantener y acrecentar el prestigio del Organismo, puesto que promueve la mejora del bienestar socio-económico de los ciudadanos en su conjunto.

  • Vocación de servicio

    La AFIP desarrolla y brinda servicios con el objetivo de facilitar a la ciudadanía el cumplimiento voluntario de sus obligaciones. Como servidores públicos, sus agentes tienen la responsabilidad de asumir un fuerte compromiso con los ciudadanos en la atención de sus necesidades y en la resolución de situaciones determinadas, debiendo desempeñarse con respeto, cortesía y consideración.

  • Profesionalidad

    La AFIP es una organización cuyos procesos internos se orientan al correcto y efectivo cumplimiento de su misión así como al perfeccionamiento constante, con el propósito de brindar calidad en sus servicios. Sus funcionarios deben cumplir sus tareas con idoneidad, eficiencia, respeto, responsabilidad y honradez, procurando obtener una capacitación sólida y permanente para el desarrollo de las mismas.

  • Proactividad

    La AFIP está comprometida con la mejora continua de los procesos en los que interviene. Su personal asume el desafío de desarrollar acciones creativas y de comprometer su máximo esfuerzo para generar mejoras, aceptando la responsabilidad de alcanzar los objetivos establecidos.

  • Responsabilidad social

    La AFIP diseña sus estrategias de gestión considerando y equilibrando el impacto que tendrán en el conjunto de la ciudadanía. Por ello, consciente del impacto que generan sus acciones, debe asumir un comportamiento ético que contribuya a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos y el cuidado del medioambiente.